Resultados de búsqueda

Normativa

Imprimir

LEY 3/1999, de 16 de noviembre, de modificacin de la Ley del Derecho Civil del Pas Vasco, en lo relativo al Fuero Civil de Gipuzkoa.

Identificacin

  • mbito territorial: Autonmico
  • Rango normativo: Ley
  • rgano emisor: Presidencia del Gobierno
  • Estado vigencia: Derogado

Boletn oficial

  • Boletn oficial: BOPV (Pas Vasco)
  • N boletn: 249
  • N orden: 5625
  • N disposicin: 3
  • Fecha de disposicin: 26/11/1999
  • Fecha de publicacin: 30/12/1999

mbito temtico

  • Materia: Organizacin administrativa
  • Submateria: Gobierno y Administracin Pblica

Texto legal

Se hace saber a todos los/las ciudadanos/as de Euskadi que el Parlamento Vasco ha aprobado la siguiente Ley:

La Ley 3/1992, de 1 de julio, del Derecho Civil Foral del Pas Vasco, incorpor en su Libro III, dedicado al Fuero Civil de Gipuzkoa, un nico artculo, el 147, en el que se reconoce la vigencia de las costumbres civiles sobre la ordenacin del casero y del patrimonio familiar en Gipuzkoa, estableciendo que el Gobierno Vasco y las instituciones forales de Gipuzkoa promovern y estimularn los trabajos necesarios para que el derecho consuetudinario quede definitivamente formulado en los trminos de su vigencia actual.

Se trata de abordar la regulacin por ley de la costumbre ms arraigada en el mundo rural guipuzcoano, como es la transmisin familiar del casero indiviso. La conveniencia de hacerlo viene motivada por las dificultades constatadas por los profesionales del derecho para la consecucin de ese objetivo, en un momento en el que, ms que nunca, la continuidad de las cada vez ms escasas explotaciones agropecuarias requiere de decididas medidas de proteccin.

Diversas circunstancias dificultan hoy en da la continuidad por los jvenes agricultores de las explotaciones agrarias familiares transmitidas de generacin en generacin. Adems de las que tienen que ver con el cambio de los modos de vida en la sociedad moderna, una de ellas es probablemente la ausencia de una adecuada configuracin jurdica de las relaciones patrimoniales entre los miembros de la familia que, pertenecientes a distintas generaciones, conviven en el casero.

Procede, por ello, reflejar en una norma escrita los mecanismos jurdicos que por costumbre se han mantenido vigentes en Gipuzkoa a lo largo de los siglos, debidamente actualizados, a fin de hacer posible que el agricultor transmita el casero, incluso en vida, a alguno o algunos de sus descendientes o ascendientes, con certeza de los derechos y obligaciones que stos adquieren.

En la sucesin del casero, la carga del abono de las legtimas suele ser a menudo excesiva para el sucesor y acarrea problemas en las familias. Por ello ha de permitirse su elusin en los casos en que as se quiera establecer.

Lgicamente, conforme al principio de libertad civil, los mecanismos que se regulan no se imponen necesariamente a los guipuzcoanos como Derecho imperativo, sino que se ponen a su disposicin por si consideran adecuado servirse de ellos.

El Ttulo primero del nuevo Libro III se compone de un nico precepto de valor declarativo, que, respetando parcialmente la letra del original artculo 147 en lo relativo a la vigencia de la costumbre, hace referencia a su plasmacin y desarrollo por primera vez por escrito en Gipuzkoa.

El Ttulo segundo define el mbito de aplicacin del Fuero guipuzcoano en sus tres fundamentales vertientes: el mbito territorial, el personal y otro ms, de carcter un tanto atpico pero necesario para explicitar los objetivos perseguidos: el funcional. En l se seala qu sujetos pueden hacer uso de los instrumentos ordenados por el Fuero y el fin al que stos sirven: la transmisin del casero guipuzcoano. La descripcin de este singular mbito tampoco podra descuidar la definicin del objeto, esto es, del casero, y la incorporacin de una norma interpretativa que facilite su consideracin unitaria en el trfico.

El Ttulo tercero constituye el ncleo del nuevo Fuero civil guipuzcoano, pues en l se regulan los mecanismos que atienden a la consecucin del objetivo final.

Obstculo tradicional a la transmisin indivisa de la explotacin ha sido, y sigue sindolo, el sistema legitimario del Cdigo civil, si se pretende vigente tal cual en el territorio histrico de Gipuzkoa. La ley intenta posibilitar aqulla sin propiciar la absoluta quiebra de ste.

Se regula la fiducia sucesoria, que es instrumento tpico para una mejor ordenacin sucesoria del casero no slo en el mbito del Derecho vizcano y ayals, sino tambin en la prctica consuetudinaria guipuzcoana.

Se determina el rgimen del testamento mancomunado, instrumento fundamental en orden a la transmisin indivisa de la explotacin y la consiguiente eleccin por los cnyuges de un nico sucesor. Esta forma testamentaria constituye remedio idneo para la disposicin y ordenacin de los bienes comunes y su distribucin conforme a los intereses de la familia, y permite paliar los inconvenientes que en la particin del haber hereditario plantea la liquidacin del rgimen econmico matrimonial por excelencia: la sociedad de gananciales.

Por otra parte, la ordenacin de la sucesin contractual cuenta con idnticas justificaciones a las expuestas, pero es que, adems, el "heredamiento" constituye tambin uso tradicional en el territorio histrico de Gipuzkoa, si bien esta institucin ha aparecido, hasta ahora, "un tanto desdibujada como consecuencia de las prohibiciones normativas propias del Derecho civil comn", tal y como indicaba Navajas Laporte.

Finalmente, dos esenciales previsiones completan la estructura del texto. La primera de ellas pretende que las remisiones que el Fuero civil de Gipuzkoa hace al articulado del Cdigo se entiendan hechas en la redaccin que ste tenga a la entrada en vigor de esta ley, pues, de otra manera, una eventual modificacin del rgimen que sobre las limitaciones a la libertad de disposicin por causa de muerte disciplina el Cdigo civil podra provocar la quiebra del sistema sucesorio propuesto. La imposicin del carcter "esttico" de las citadas remisiones obedece, pues, a un elemental prurito de prudencia legislativa.

La segunda de las previsiones apuntadas es la de que la nueva redaccin del Libro III de la ley supone nicamente -como no poda ser de otro modo- la conservacin o primera versin del Derecho consuetudinario guipuzcoano relativo a la transmisin indivisa del casero. Se ha estimado pertinente subrayar, en consecuencia, que esta actualizacin lo es sin perjuicio de la competencia asumida por la Comunidad Autnoma en el artculo 10.5 de su Estatuto: a sta corresponde en exclusiva la conservacin, pero tambin la modificacin y desarrollo del Derecho civil foral y especial, escrito o consuetudinario, propio de los territorios histricos que integran el Pas Vasco, y la fijacin del mbito territorial de su vigencia.

Quedan derogados y sustituidos por el contenido de la presente ley el Libro III y el artculo 147 de la Ley 3/1992, de 1 de julio, del Derecho Civil Foral del Pas Vasco.

El Libro III de la Ley 3/1992, de 1 de julio, del Derecho Civil Foral del Pas Vasco tendr el siguiente contenido:

  1. Se reconoce la vigencia de las costumbres civiles sobre la ordenacin del casero y del patrimonio familiar en Gipuzkoa.

  2. Como plasmacin y desarrollo de aqullas, se establecen las siguientes disposiciones relativas a la transmisin mortis causa del casero, que integran el Fuero civil de Gipuzkoa.

El presente Fuero rige en todo el territorio histrico de Gipuzkoa en tanto que legislacin civil propia del mismo.

A los efectos del presente Fuero civil, son guipuzcoanos quienes hayan ganado vecindad civil en el territorio histrico de Gipuzkoa.

Aquellos guipuzcoanos que sean titulares de un casero sito en el territorio histrico de Gipuzkoa podrn servirse de los instrumentos que disciplina el presente Fuero civil en orden a su transmisin, sin perjuicio de lo que, en relacin al testamento mancomunado, establece el apartado 2 del artculo 172.

Se entender por casero el conjunto formado por la casa destinada a vivienda y cualesquiera otras edificaciones, dependencias, terrenos y ondazilegis anejos a aqulla, as como el mobiliario, semovientes y mquinas afectos a su explotacin, si fuere objeto de sta.

La transmisin a ttulo gratuito de un casero y sus pertenecidos comprender, salvo disposicin en contrario, el conjunto descrito en el artculo anterior.

Rigen en el territorio histrico de Gipuzkoa las limitaciones que a la libertad de disposicin por causa de muerte impone el Captulo II, Ttulo III, Libro III del Cdigo civil, a salvo las determinaciones que recogen los artculos siguientes en pro de la ordenacin indivisa del casero guipuzcoano.

  1. Si el causante dispusiere del casero y sus pertenecidos en favor de alguno o, en proindivisin, en favor de algunos de los herederos forzosos mencionados en los dos primeros nmeros del artculo 807 del Cdigo civil, se entender que el beneficiario o beneficiarios suceden en l con exclusin de cualesquiera otras personas.

  2. En tal caso, y salvo que el causante estableciere expresamente lo contrario, el valor del casero y sus pertenecidos no se computar en el caudal que para el clculo de las legtimas determina el artculo 818 del propio Cdigo civil.

  3. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, el valor del casero y sus pertenecidos deber imputarse en la legtima que, sobre el resto del patrimonio del causante, corresponda al heredero o herederos forzosos que hayan sucedido en el mismo, a los solos efectos de procurar la satisfaccin de aqulla.

  4. Si los favorecidos fuesen hijos o descendientes con derecho de representacin, se circunscribir la imputacin a su legtima estricta, incluida la parte que les corresponda en el tercio de mejora que no haya sido empleada en mejorar.

  5. La porcin as satisfecha incrementar proporcionalmente la cuota legitimaria de los dems herederos forzosos.

  1. Las prescripciones del artculo anterior sern de aplicacin, igualmente, a la donacin que el titular hiciere del casero y sus pertenecidos cuando el beneficiario o beneficiarios de la misma sean alguno o algunos de los herederos forzosos mencionados en los dos primeros nmeros del artculo 807 del Cdigo civil, siempre que aqullos conserven, hasta el fallecimiento del donante, el destino que el casero tuviere al momento de la atribucin y mantengan, en su caso, la indivisin.

  2. Las donaciones contempladas en el apartado anterior no sern colacionables, salvo si el causante hubiese dispuesto expresamente lo contrario.

La exclusin del valor del casero y sus pertenecidos del cmputo legitimario referida en los artculos anteriores proceder nicamente si el beneficiario o beneficiarios ostentaren la cualidad de herederos forzosos al momento del fallecimiento del causante o del donante. A este solo efecto, se entender que gozan de tal condicin todos los descendientes, incluso aquellos que desciendan de otro que pudiera concurrir a la misma sucesin.

  1. Si procediese la exclusin del valor del casero y sus pertenecidos del cmputo legitimario, la atribucin al beneficiario o beneficiarios quedar a salvo en todo caso de la reclamacin del heredero forzoso que solicite el complemento de su legtima, de la del preterido y de la del injustamente desheredado.

  2. Dicha atribucin tampoco sufrir afeccin de ningn gnero al pago en metlico de la legtima en los supuestos en que ste proceda a tenor de lo establecido en el Cdigo civil.

  1. Los descendientes y ascendientes que ostentaren la condicin de herederos forzosos y que, como consecuencia de la exclusin del casero y sus pertenecidos del cmputo legitimario, quedaren en situacin legal de pedir alimentos, podrn reclamrselos al beneficiario o beneficiarios de aqul, en proporcin a cuanto stos hubieren recibido del causante.

  2. El cumplimiento de esta obligacin ser exigible aun cuando el beneficiario o beneficiarios hubiesen recibido el casero y sus pertenecidos mediante donacin, si al fallecimiento del donante se constatare la situacin a que alude el apartado anterior.

  3. Mientras por consecuencia de lo dispuesto en el apartado 2 del artculo 161 del presente Libro el beneficiario o beneficiarios ostentaren nicamente la nuda propiedad, la demanda de alimentos deber dirigirse contra el cnyuge usufructuario, que ser alimentante en las mismas condiciones dispuestas para aqullos.

  4. El causante podr privar de este derecho de alimentos al heredero forzoso que hubiere incurrido en alguna de las causas de desheredacin contempladas en los artculos 853 y 854 del Cdigo civil.

  1. En caso de que procediere la exclusin del valor del casero y sus pertenecidos del cmputo legitimario, el cnyuge viudo ostentar un derecho de habitacin sobre la casa o la parte de la misma que constituyere la vivienda familiar.

  2. Gozar de este derecho de habitacin el cnyuge que al morir su consorte no se hallare separado por sentencia firme o separado de hecho por mutuo acuerdo que conste fehacientemente, y lo perder si contrajere nuevo matrimonio o si pasare a vivir maritalmente de hecho con otra persona.

  3. El causante podr privar de este derecho a su consorte si hubiere incurrido en alguna de las causas de desheredacin contempladas en el artculo 855 del Cdigo civil.

El derecho de habitacin al que alude el artculo anterior es independiente y distinto del derecho que, sobre el resto del patrimonio del causante, pudiera corresponder al cnyuge viudo a tenor de lo establecido en los artculos 834 a 840 del Cdigo civil.

  1. Si el causante dispusiere del casero y sus pertenecidos en la forma prevista en el artculo 154, no podr imponer sobre el mismo limitacin o carga de ninguna especie, a excepcin de las contempladas en los artculos anteriores y de las que en su caso estableciere atenindose al uso y costumbre del lugar.

  2. Como excepcin, ser vlido el legado del usufructo del casero y sus pertenecidos dispuesto en favor del cnyuge. El viudo perder esta atribucin si contrajere nuevo matrimonio o si pasare a vivir maritalmente de hecho con otra persona, salvo que el causante hubiere ordenado otra cosa.

  1. Si el causante hubiere dispuesto del casero y sus pertenecidos en la forma prevista en el artculo 154, el beneficiario o beneficiarios que lo hayan recibido no podrn alterar, durante un plazo de seis aos, el destino para el cual lo emple aqul, ni, en su caso, solicitar la divisin de la comunidad.

  2. De otro modo, el beneficiario o beneficiarios debern abonar a sus coherederos forzosos, o a los herederos de stos, una cantidad igual a la diferencia existente entre todo lo que estos ltimos percibieron del causante y lo que hubieran debido percibir en concepto de legtima si no hubiese procedido la exclusin del valor del casero y sus pertenecidos del cmputo legitimario.

  3. Si los acreedores a esta indemnizacin fueren hijos o descendientes del causante, el importe de la diferencia a que alude el apartado anterior se calcular atendiendo a la porcin que les hubiera correspondido en el tercio de legtima estricta.

  4. Sin embargo, si el causante hubiere dispuesto del casero y sus pertenecidos mediante pacto sucesorio con transmisin de presente, se estar a lo sealado en el apartado 1 del artculo 155.

Si como consecuencia de la exclusin del valor del casero y sus pertenecidos del cmputo legitimario deviniese inoficiosa alguna donacin otorgada con anterioridad a la disposicin de aqul, el beneficiario o beneficiarios que hayan recibido el casero no podrn reclamar su reduccin, pero s podrn hacerlo, en defensa de su propio derecho, los dems herederos forzosos.

  1. El causante podr encomendar a su cnyuge la designacin de sucesor en el casero y sus pertenecidos. Este encargo podr comprender tambin el resto de su patrimonio.

  2. El nombramiento de comisario nicamente ser vlido en los dos siguientes supuestos:

  1. Si el causante hubiere sealado el grupo de personas entre las cuales ha de efectuarse la designacin.

  2. Si, a falta de tal sealamiento, el causante hubiere dejado herederos forzosos.

  3. En el supuesto referido en el nmero 2. del apartado anterior, el comisario deber realizar la designacin de sucesor o sucesores entre las personas que ostentaren la condicin de herederos forzosos al momento del fallecimiento del causante o entre cualesquiera descendientes de ste, aun cuando vivan sus ascendientes y aqullos hubiesen nacido con posterioridad al bito del causante. Si alguno o algunos de estos ltimos fueren designados finalmente por el comisario como beneficiarios del casero y sus pertenecidos, proceder asimismo la exclusin del cmputo legitimario contemplada en el artculo 156 del presente Libro.

El nombramiento de comisario habr de realizarse en testamento abierto otorgado ante notario o en escritura pblica. Esta escritura podr ser la de capitulaciones matrimoniales.

  1. El comisario desempear su cargo conforme a lo establecido por el causante.

  2. En otro caso, ostentar las mismas facultades, incluidas las opciones de este Fuero, que hubieran correspondido al causante. Sin embargo, el comisario no podr revocar en todo o en parte el testamento de ste si no hubiere sido expresamente autorizado para ello.

  1. En el plazo de seis meses desde la muerte del causante o desde la declaracin judicial de su fallecimiento, el comisario deber realizar un inventario de todos los bienes, derechos, cargas y obligaciones de la sucesin, de cuyo contenido deber dar cuenta a los posibles sucesores.

  2. Dicho inventario se elevar a escritura pblica si as lo solicitare cualquiera de los posibles sucesores.

  1. Mientras no se defiera la sucesin y la herencia sea aceptada, actuar como administrador del caudal la persona que a tal efecto hubiere designado el causante.

  2. A falta de designacin, dicha administracin corresponder al comisario.

  1. El causante podr sealar al comisario un plazo determinado para el ejercicio del poder. Si el cnyuge fuere, adems, usufrucuario vitalicio, el plazo podr concederse por los das de su vida respecto a los bienes a que alcance el usufructo.

  2. A falta de cualquier acotacin, el plazo ser de un ao desde la muerte del causante o desde la declaracin judicial de su fallecimiento si todos los posibles sucesores fueren mayores de edad o estuvieren emancipados; en otro caso, desde que el ms joven de ellos alcanzare la mayora de edad o quedare emancipado.

  1. El comisario podr realizar la designacin de sucesor o sucesores mediante escritura pblica. Tambin podr llevarla a cabo en su propio testamento cuando disponga de los bienes que estuviere usufructuando con carcter vitalicio y para cuya disposicin no tuviere sealado plazo ms breve.

  2. La ordenacin realizada por el comisario en escritura pblica ser irrevocable. La efectuada en testamento ser revocable hasta el momento de su muerte.

El poder testatorio se extinguir:

  1. Al expirar el plazo establecido para su ejercicio.

  2. Por muerte, imposibilidad o incapacidad sobrevenida del comisario.

  3. Por la presentacin de la demanda de separacin, divorcio o nulidad matrimonial despus de otorgado el poder.

  4. Cuando el comisario contraiga ulteriores nupcias o lleve vida marital de hecho, salvo que el causante hubiere dispuesto expresamente lo contrario.

  5. Por renuncia.

  6. Por incurrir el comisario, para con el causante o sus descendientes, en alguna de las causas que dan lugar a la indignidad para suceder.

  7. Por las causas previstas en el propio poder.

  8. Por revocacin.

  1. Mediante el testamento mancomunado los cnyuges podrn ordenar la sucesin en el casero a travs de un solo instrumento, en el que adems podrn disponer del resto de sus bienes.

  2. Podrn testar mancomunadamente aquellos matrimonios en los que al menos uno de los consortes reuniere las condiciones que exige el presente Fuero para su aplicacin.

El testamento mancomunado slo podr revestir forma abierta, y deber otorgarse, en todo caso, ante notario.

  1. Las sentencias de nulidad del matrimonio, de divorcio y de separacin harn ineficaces las liberalidades que los cnyuges se hubieren concedido en el testamento mancomunado.

  2. Tambin provocarn la ineficacia de las disposiciones que cualquiera de los consortes hubiere realizado sobre su propia herencia, siempre que tuvieren su causa en las disposiciones del otro.

  3. Se presume, salvo prueba en contrario, que tienen esta naturaleza correspectiva todas las disposiciones de carcter patrimonial contenidas en el testamento mancomunado.

  1. En vida de los otorgantes, el testamento mancomunado podr ser revocado o modificado conjuntamente por ambos cnyuges observando las mismas formalidades que se exigen para su otorgamiento o mediante pacto sucesorio.

  2. La revocacin o modificacin unilateral deber hacerse tambin mediante testamento abierto otorgado ante notario o mediante pacto sucesorio. Esta revocacin o modificacin unilateral slo surtir efecto desde la fecha en que se notificare fehacientemente al otro consorte.

  1. Si la revocacin o modificacin unilateral a que se refiere el artculo anterior afectara a alguna disposicin que tuviere causa en otra otorgada por el otro testador, devendrn ineficaces todas las que sean igualmente correspectivas

  2. Salvo prueba en contrario, se presumen correspectivas todas las disposiciones de carcter patrimonial contenidas en el testamento que se revoque o modifique.

  1. Fallecido uno de los cnyuges, el otro no podr revocar ni modificar las disposiciones que hubiere otorgado sobre su propia herencia si tuvieren su causa en las disposiciones del premuerto.

  2. Ser de aplicacin al presente caso la presuncin de correspectividad establecida en el apartado 2 del artculo anterior.

  1. El suprstite no podr disponer a ttulo gratuito de los bienes que se hayan sealado como objeto de las susodichas disposiciones correspectivas, salvo en favor de la persona o personas que se hubieren designado como beneficiario o beneficiarios de las mismas en el testamento mancomunado.

  2. La limitacin que se establece en el apartado anterior no tendr efecto si en el propio testamento mancomunado se hubiere dispuesto otra cosa.

La ordenacin de la sucesin en el casero y sus pertenecidos podr realizarse en virtud de pacto sucesorio plasmado en escritura pblica. Los otorgantes podrn utilizar, para este fin, la de capitulaciones matrimoniales.

  1. El pacto sucesorio podr ser con transmisin de presente del casero y sus pertenecidos o con transmisin diferida al momento de la muerte.

  2. La donacin mortis causa del casero y sus pertenecidos tendr la consideracin de pacto sucesorio.

La designacin sucesoria con transmisin de presente del casero y sus pertenecidos confiere al sucesor la titularidad del mismo con las limitaciones pactadas. Todo acto de disposicin o gravamen requerir para su validez el consentimiento conjunto de instituyente e instituido.

En caso de designacin sucesoria con transmisin diferida, el instituyente slo podr disponer del casero y sus pertenecidos a ttulo oneroso.

La designacin de sucesor por pacto sucesorio dejar sin efecto cualquier disposicin testamentaria anterior. En el caso del testamento mancomunado se estar a lo dispuesto en los artculos 175 a 178 de este Libro.

La designacin realizada en pacto sucesorio slo podr modificarse o dejarse sin efecto mediante nuevo pacto entre el instituyente y el instituido, o con los descendientes de ste, o por las causas establecidas en los dos artculos siguientes.

El instituyente podr revocar la designacin:

  1. Por las causas pactadas.

  2. Por incumplimiento grave de las cargas y condiciones establecidas.

  3. Por haber incurrido el instituido en causa de indignidad o desheredacin.

  4. Por conducta del instituido que impida la normal convivencia familiar.

  5. En los casos de nulidad matrimonial, separacin o divorcio del instituido, cuando el pacto sucesorio se haya otorgado en atencin a ese matrimonio.

Se resolver la designacin sucesoria:

  1. Por cumplimiento de la condicin resolutoria a que estuviere sujeta.

  2. Por fallecimiento del instituido sin que dejare descendencia o, aun cuando la hubiere dejado, si el instituyente priv a sta del derecho de representacin.

En los supuestos expresados en los dos artculos anteriores, deber abonarse, en el plazo de un ao, el valor actual de las nuevas construcciones y mejoras que hubiese costeado el instituido.

Si, conforme al uso y costumbre del lugar, se hubiere pactado la comunidad de vida entre instituyentes, o instituyente y su cnyuge, e instituido y su cnyuge, al fallecimiento de uno de los primeros, el suprstite conservar, sin mengua alguna, los derechos y prerrogativas que se hubiesen reservado en el pacto".

Se aaden a la Ley 3/1992, de 1 de julio, del Derecho Civil Foral del Pas Vasco, las siguientes disposiciones adicionales:

"DISPOSICIN ADICIONAL SEGUNDA

Las remisiones que en el Libro III de la presente ley se hacen al articulado del Cdigo civil se entendern hechas en la redaccin vigente a la entrada en vigor de aqul.

  1. La presente ley no agota, sino que explicita por vez primera las costumbres civiles sobre la ordenacin del casero y del patrimonio familiar en Gipuzkoa.

  2. El Gobierno Vasco y las instituciones forales de Gipuzkoa promovern y estimularn los trabajos necesarios para que el Derecho civil guipuzcoano se investigue, modifique y desarrolle en los trminos que la Constitucin y el Estatuto exigen".

La presente ley se publicar en el Boletn Oficial del Pas Vasco y en el del territorio histrico de Gipuzkoa, y entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en aqul.

Por consiguiente, ordeno a todos los/las ciudadanos/as de Euskadi, particulares y autoridades, que la guarden y hagan guardarla.

Vitoria-Gasteiz, a diecisis de diciembre de mil novecientos noventa y nueve.

El Lehendakari,

Contenidos relacionados.


Competencias y transferencias

No existe ningn contenido relacionado.

Documentacin de relevancia jurdica

No existe ningn contenido relacionado.